Nuestra historia

Hacia finales de los años 70, los esposos Claudio y Elizabeth Vera Loza crearon el primer Hotel Rosario, ubicado en el Centro Histórico de La Paz, el barrio más tradicional y pintoresco de la capital boliviana.

Con mucho cariño, esfuerzo y dedicación fueron atendiendo a sus huéspedes y capacitando a sus empleados, logrando una sinergia que les permitió crecer año a año y ganar el reconocimiento que hasta hoy los posiciona como unos excelentes anfitriones.

A medida que fue creciendo el turismo en Bolivia, la pareja Vera Loza expandió su negocio familiar y abrió su segundo hotel, el Hotel Rosario Lago Titicaca, ubicado en Copacabana, a orillas del lago navegable más alto del mundo, manteniendo por supuesto la esencia amable y cálida que los convirtió en una gran referencia hotelera dentro del país.

Por si fuera poco, y para prestarles un servicio integral a sus viajeros, crearon también la operadora turística Turisbus, con la cual podrían garantizar una experiencia extraordinaria a sus viajeros que buscaban recorrer los puntos más importantes de Bolivia de manera segura y profesional.

Años más tarde, y ya como expertos anfitriones hoteleros, la familia Vera Loza siguió apostando por el desarrollo de su país y se aventuró en la creación de dos nuevos hoteles: el Hotel Rosario La Paz Sur, el segundo de La Paz, situado en una de las zonas más modernas y elegantes de la ciudad, y el Hotel Rosario Uyuni, un destino cada vez más frecuentado por los viajeros y en donde hay poca oferta de alojamiento.

Y ha sido así como la familia de Hoteles Rosario ha ido creciendo a través de los años, no sólo en edificaciones sino en personal capacitado para promover los valores que con tanto empeño Claudio y Elizabeth se han dedicado a reforzar en todo ese tiempo: es posible hacer un gran trabajo y dejar el país en alto cuando el trabajo se hace con amor.